Seleccionar página

Sin duda alguna una de las principales barreras que encuentran los artistas cuando quieren darse a conocer es el cómo hacerlo?.  Vivir del arte es posible, muchos lo hacen, pero requiere de constancia y dedicación.  Si tienes la motivación suficiente para hacerlo  podrás conseguirlo.  Yo misma pasé años dándole vueltas al tema de emprender en el arte, hasta que por fin me decidí hacerlo y escogí el campo de aplicación que mas me atrae y con el cual me siento mas identificada.

Es cuestión de sentarte a pensar bien que es lo que realmente quieres, por qué quieres hacerlo, y buscar las vías necesarias para alcanzar tu objetivo.  Si consideras que es lo que te llena y te hace feliz por qué no intentarlo?  No importa si en un principio no sabes muy bien a donde te llevará esto, a todos nos pasa, pero lo importante es empezar. Recuerda que estamos en una era de cambios, laboralmente hablando. Cada vez mas los profesionales nos cuestionamos el hecho de trabajar para una empresa, ( haciendo algo que medianamente nos gusta, o que nos gusta, por qué no?), pero sopesando el hecho de dedicarnos a nuestros proyectos personales y volcar todo nuestro potencial y nuestras habilidades para su desarrollo.  La tendencia de trabajar en algo que te gusta, no es una moda pasajera, cada día tomará mas fuerza y representará una revolución del sistema que conocemos actualmente.  Nos pasamos la mayoría del tiempo en nuestros trabajos, y debemos ser felices con lo que hacemos.

Así que por eso, te doy estos 5 consejos que te ayudarán a tomar acción y darte a conocer como artista:

1- Fórmate.  Es importante adquirir conocimientos en la corriente artística que hayas escogido, es recomendable tener conocimientos generales sobre el arte y su historia ( para que cuando entendidos en el tema te hablen no te sientas perdido del todo).  Pero mas importante aun es especializarse en una temática o técnica.   Cuando hablo de formación, puede ser o bien a través de cursos oficiales o bien autodidacta con la ayuda de internet.  No todos cuentan con el poder adquisitivo suficiente para estudiar en una universidad o hacer un máster especializado con sus precios desorbitados, pero que esto no sea un impedimento para aprender.  Por eso decidí crear El Prisma del Arte, para compartir contenidos, y ayudar a todas esas personas que se encuentran en esta situación.

2- Crea mucho arte. Como te decía al principio en la vida artística como en la vida misma, aquellos que logran el éxito son los que están comprometidos con su objetivo.  La constancia, y la dedicación son factores fundamentales.  La mayoría de los nuevos artistas no crean suficientes obras, procrastinan y  abandonan, se desmotivan fácilmente por el medio que les rodea.  En esto debes tener mucha fuerza de voluntad y una mentalidad de acero para no dejarte llevar por las opiniones recurrentes de familiares  y conocidos que te dicen cosas como: ” el arte no tiene salidas”, “el arte no tiene  futuro”.  Si realmente quieres vivir de esto, tienes que tener lo que hace falta, coraje :).  Esto aplica para fotógrafos, historiadores del arte, y todo tipo de carreras artísticas.

La diferencia entre los artistas que siempre están presentes en la escena, y aquellos cuyas obras han sido pasajeras y  olvidadas, no es tanto el talento, sino el trabajo constante y la perseverancia.  Los artistas conocidos y exitosos no paran de trabajar ni un instante, viven creando, y están al tanto de las novedades y de las tendencias para estar a la altura de las circunstancias.

3- Lleva un registro de tus obras.  Cada vez que realices una nueva obra, inmortalízala en una foto, no solo la guardes en formato digital, imprímela. Esto te permitirá desarrollar poco a poco tu portafolio, que te servirá en un futuro para dar a conocer tu trabajo (en galerías o virtualmente si tienes tu propia web), en el caso de que algunas obras las hayas vendido, obsequiado o en el peor de los casos se te haya perdido.  Esto me pasó cuando estudié arquitectura, realicé una infinidad de maquetas para mis proyectos de taller de las cuales no hice foto y hoy me arrepiento de no haberlo hecho.  En esa época aun no existía ni instagram ni facebook, y cuando eres estudiante no te paras a pensar en estos detalles y no te das cuenta de la importancia de este tipo de registros para el futuro, lo único que quieres en ese momento es entregar tus proyectos, regresar a casa, dormir y salir de fiesta :).  Ahora con 15 años de experiencia a mis espaldas se de lo que hablo y te puedo aconsejar para que no te pase.

4- Abre una cuenta en Instagram.  Si aun no la tienes, ya estas tardando.   Para un artista visual, Instagram es la mejor red social que existe hasta el momento, más aun si no cuentas con tu propio sitio web ( en otro post hablaré de la importancia de tenerlo).  Puedes empezar con Instagram, una opción fácil y gratuita.

Te permitirá dar a conocer tu trabajo de una forma sencilla, podrás llegar a muchas mas personas en el mundo, y podrás seguir y que te sigan los que tienen los mismos intereses que tu.  Puedes construir poco a poco una red de contactos.  No olvides poner una buena descripción en tu perfil y dejar el link hacia tu web (si la tienes).  A través de Instagram, interesados en arte y coleccionistas adquieren obras que les llaman la atención, así que por qué no la tuya?.  Eso si ármate con un poco de paciencia al principio porque esto se construye poco a poco. Al principio te seguirán tus amigos, pero con el tiempo, si tienes talento y una obra que llame la atención, este numero será exponencial.   Y por nada del mundo caigas en el error de comprar fans en ninguna red social! esto no sirve para nada.  Tus fans llegarán por si solos y te interesa tener personas que sigan tu trabajo porque de verdad les gusta y no miles de seguidores comprados, que en mucho de los casos son perfiles inactivos, que no les interesa para nada lo que haces.   Es una perdida de dinero.

5- Sé simpático(a).  Y si, has leído bien, parecerá algo tonto, pero no lo es.  Hoy en día los usuarios de internet a la hora de comprar un producto,  se sienten mas seguros o dan el primer paso si se identifican con el autor o propietario.  Si quieres vender tu arte,  aparte de tener talento tienes que ser simpático con tu publico y saber promocionar tu obra.   Lejos quedaron esos tiempos de artistas inalcanzables, que parecen sacados de otro mundo.  La época de Miguel Angel y Leonardo Da Vinci pasó,  estamos en la era digital y una de las cosas que más venden hoy en día es la creatividad y la empatía con el publico.  Te pongo ejemplos como los de Pixie Cold con 102 K seguidores en Instagram, con un estilo colorido y sin pretensiones, pero que vende. Esta chica ha logrado en pocos años establecer una gran conexión con su público, y eso la hace vender y vivir de lo que le gusta: pintar.  Lo mismo pasa con Elspeth Mclean con 141K de seguidores en Instagram, ha conquistado al público con sus mandalas, y su actitud zen, positiva y carismática.

Si crees que este artículo puede ser interesante para otras personas, compártelo con ellos.

©El Prisma del arte

Autor: L. PatCast